es-flag   pt-flag

Testimoniales

Le invitamos a conocer algunos testimoniales.


  • Un día de agosto vimos nacer a la personita más hermosa del mundo, me miraba con unos ojos enormemente abiertos y su olor, su ternura, su cuerpo tan suave y su todo nos robó el corazón para siempre. ¿Cómo se puede llegar a querer tanto a alguien a quien acabas de conocer?

    Fueron los tres meses más felices de toda mi vida.. Ella era nuestro mundo, nuestra vida, nuestra estrella, nuestro cielo, nuestro amor….Pero no sé porque tanto amor y tanta felicidad tuvo que durar tan sólo tres meses … A partir de ese día ya no eres la misma.

    Al cabo de dos meses estando en casa de mi madre mi hermano me recordó que un día vimos un programa en la televisión que explicaba que las cenizas se podían convertir en diamantes. Era la solución perfecta…. No dudamos ni un momento y nos pusimos manos a la obra hasta encontrar a Algordanza.

    ¡Han sido tan maravillosos!, nos han tratado con tacto, siempre han sabido que decir en cada momento, nos han dado una confianza que ojala pudiéramos recibir ese trato más a menudo….Al ver dos hermosos diamantes en vez de unas cenizas en una urna te alegras de haber tomado esa decisión, porque la esencia de nuestro amor tan hermoso siempre estará con nosotros, con su papá y con su mamá.

    Meritxel C

  • Mi experiencia ha sido perder a mi pareja joven y de forma repentina.  Dentro de todos los sentimientos que tuve, sentía la necesidad de conservar su recuerdo en alguna forma, y me preguntaba ¿Cuál sería la mejor?

    Encontrar a Algordanza fue una maravillosa fortuna. Cuando los contacté ya había buscado en Internet toda la información posible sobre ellos. Supe que logran un diamante real, únicamente con las cenizas, purificándolas respetando su esencia. Esto es lo que me ayudó a decidirme.

    Siempre había oído que “un diamante es el mejor amigo de una chica”, sin embargo lo que Algordanza me ofrecía era la posibilidad de llevar en forma de diamante a mi mejor amigo.

    Cuando vinieron a casa a recoger las cenizas, fueron muy amables, y es difícil expresar con palabras lo que esta visita significó para mí. Era una mezcla de enorme felicidad y tristeza a la vez.

    Este bello diamante merecía ser conservado como una joya especial, pero lo más importante para mi es que mi pareja y yo estamos de nuevo juntos. Esta posibilidad me ha dado una enorme felicidad en el momento más difícil de mi vida. 

    Siempre estaré agradecida.

    J.M.

  • Mi hija no quería morir. Escribió un libro con poemas sobre la vida: “Que mis palabras se transformen en Medicina / Que enfermedad abandone mi vida. Que pueda disfrutar de otra oportunidad / que la vida me brinde muchas cosas preciosas.” (Volver a Empezar, editorial Beta)

    Decidimos juntas esta opción cuando todavía estaba en la clínica, y cuando murió hablé con mi familia y me puse de inmediato en contacto con Algordanza.. guardaba el recorte del periódico donde lo había leído… Les llamé porque tenía que cumplir con su sueño de seguir brillando. 

    El trato fue de una profunda delicadeza, con una cercanía y cariño que han hecho la espera más fácil. Cuando me lo entregaron y abrí el estuche pensé que me daba algo, salió de color azul... ¡como el mar que a ella tanto le gustaba!

    Los recomendaré siempre, porque desde que lo tengo estoy más feliz, más tranquila. Me parece que ella está conmigo, la veo a cada instante, le hablo, viene conmigo a todos sitios, le cuento todo. Es la experiencia más maravillosa que podía vivir tras éste dolor tan grande.

    Blanca N. Lobo

    Foto: Periódico El Mundo

  • Recibí el Diamante de mi hermana ésta mañana. Muchísimas gracias por éste diamante tan hermoso. Al usarlo siento como si ella cuidara de mi.

    Mi hermana era la mediana de 3 hermanas, dos años menor que yo. Jugábamos y dormíamos juntas desde pequeñas. 

    Cayó enferma siendo muy joven… Muchas veces tuve que contener el llanto mientras cuidaba de ella en el hospital. Aun y cuando se sentía mal con el tratamiento, estaba preocupada por mi madre y la familia, ella era ese tipo de chica.

    El momento más oscuro llegó cuando el médico nos dijo que no tendría posibilidades de sobrevivir. Vivimos profundamente el valioso tiempo que nos quedaba juntas después de esta noticia. Murió 9 meses después de la hospitalización.

    No puedo describir mi sentir tras perder a mi hermana, la que siempre estuvo conmigo. 

    Supe de Algordanza tres años después de su fallecimiento. Y ahora que veo su Diamante en mi mano, veo que se parece mucho a su esencia, representa vivamente lo que nosotros, su familia, piensa de ella. Éste Diamante puede no tener valor para nadie más, pero para nuestra familia es un regalo de valor incalculable.

    Annie K.

  • Mi padre vio la noticia en un programa de televisión y le gustó, él tenia claro que se quería incinerar y le gustó la idea de que lo tuviéramos de alguna forma cerca… le dijo a mi madre: “fíjate que bien para que lo tengáis tu y mi niña”

    Y claro cuando llegó el momento pues al principio ni caímos, claro los nervios, al final nos acordamos que al él le hubiera gustado que se hiciera el diamante y lo hicimos

    El trato es tan especial, tan personal que desde el principio confiamos, lógicamente hay un contrato donde está todo especificado y  todo los certificados que te garantiza que eso está hecho con carbono que encuentran en las cenizas de tu familiar. Pero también es muy importante desde el primer momento el trato, la comunicación  constante, la atención en casa. Al recibirlo es un cúmulo de sentimientos, porque allí va parte de él , y es algo que él quería, y es tuyo porque lo llevas… es algo muy bonito.

    Mónica Abel Herrera

  • Creo que mientras exista el recuerdo, la persona vive. Si además existe algo tangible y que se pueda ver, el recuerdo es más perdurable. Vivimos en un momento tecnológico muy avanzado y esta decisión va acorde a los tiempos que vivimos. 

    Para mi pensar que mis hijas el día de mañana, el roce de ese diamante, es el roce del carbono de las cenizas de su padre... pues a donde tenga uno que estar estaré más satisfecho. De momento yo estoy feliz de pensar que esto va a ser una realidad.

    Jorge Laburta

  • ...desde que el joyero me lo entregó no me lo he quitado. Una gente prefiere el cementerio para honrar a sus muertos. Yo a él lo llevo aquí. Soy una persona que estuvo muy enamorada, mucho, hasta el último momento. Acepto que ha muerto, vale, pero lo tengo aquí en brillante. Si, esto es para siempre.

    Mariela Torres

    Foto: Periódico El Mundo

  • Hace casi dos meses que mi esposo falleció y me enteré que se podía hacer un diamante con sus cenizas, y me pareció lo más dulce y delicioso que se pueda hacer después de la gran pérdida que hemos sufrido.

    Yo supe de Algordanza a través de mi marido, estábamos en el hospital... y que sucedió lo que no queríamos que sucediera.

    Todo es muy personal, hay gente que prefiere hacer otras cosas. Para mi lo recomendaría a la gente que ama de verdad, que siente esa pérdida con el corazón, que siente que se le va su vida, para esas personas, me da lo mismo que sean hijos, que sean maridos, pero para las personas que sientes que su vida se les va con ellas, lo más bonito, lo más dulce y a la vez sencillo es llevarlos contigo siempre. En este caso es un diamante y estoy encantada de haberlo hecho. 

    Las garantías que me habéis dado, la confianza de que en Suiza trabajan de maravilla. Es que me habéis dado todas las garantías para confiar en vosotros... todo personal, cara a cara, el trato personal que es fabuloso.

    La amabilidad que tienen, la amabilidad con la que me he encontrado, la atención personal... Para mi eso lo es todo.

    Ana Alonso

  • Cuando he visto el diamante de mi madre he sentido tranquilidad, felicidad, una mezcla de sentimientos que no puedo explicar con palabras.. Aunque tú tengas presente cada minuto del día, a esa persona que has perdido, saber que está conmigo ahora, que puedo llevarla conmigo es algo que no puedo explicar con palabras... siento felicidad.  El diamante es precioso, espectacular... más bello aún que cualquier diamante, porque sé que es la esencia de mi madre. 

    Vuestro servicio ha sido muy bueno, me habéis transmitido tranquilidad, un trato muy bueno y personalmente con Yasmín mucho más, es una persona muy agradable. Gracias por hacer posible que sintamos lo que no se puede describir.

    Janire R. F.

  • Vi hace unos años en un informativo sobre Algordanza, me metí a investigar en internet y lo guardé como algo para algún día... Nunca crees que lo vas a necesitar de forma inmediata... Cuando sucedió lo de mi niño, que era algo inesperado, la misma noche que pasó yo tenia claro que iba a convertirse en algo precioso.

    Yo no quería que quedara como unas cenizas, porque yo no necesito las  cenizas de mi niño... lo necesito a él, a su corazón, su recuerdo, necesito verle... y viendo lo más precioso que da la naturaleza que es un diamante, ¿qué más puedo pedir? Lo tenia clarísimo desde ese momento. 

    La experiencia con vosotros ha sido brillante, como el diamante,  una experiencia con mucha humanidad, con mucha delicadeza...  Porque estos temas no todo el mundo sabe tratarlo... lo sabéis tratar como nadie. Me habéis tratado con todo el amor, y eso que no conocíais a mi niño... con vuestras llamadas constantes... no me hicisteis sentir olvidada, calmando mi ansiedad. Me habéis hecho sentir cuidada, porque me entregasteis no un producto, sino parte de mi vida. 

    Lo imaginaba como ha salido, me ha sorprendido el color... es único... ¡es más grande de lo que pensaba!... sabía que mi niño saldría más grande porque tenía madera para ser un tesoro... y he sentido mucho amor al verle y sorpresa, porque ya lo tengo aquí. Ya no es una urna impersonal, sino que para mí está vivo, como una piedra preciosa, y está conmigo... es una parte de mí, viva. 

    Si tengo oportunidad volvería a pedir vuestros servicios, porque sois los mejores.

    Rocío Domínguez

  • Mi madre era el muro maestro que nos sostenía a todos… Tenerla así, hecha piedra preciosa, tiene algo de reliquia, de místico, de simbólico, de eterno.

    He seguido  lo que mi corazón  me ha dicho, al dictado de lo que mi madre deseaba.

    Ella seguirá conmigo por siempre, como un recuerdo protector.

    Al diamante le he inscrito la frase “Omnia mea mecum porto” que significa: Todo lo mío, lo llevo en mí.

    Carmelo Hernández

    Foto: Periódico El Mundo

  • Nunca pude imaginar que tuviera que pasar por una de las vivencias más horribles y duras por las que alguien pueda pasar: la muerte de mi único hijo, con 7 añitos y de la forma en que sucedió... Me arrancaron la vida para siempre.

    En plena fase de negación y reforzada por la medicación busqué la forma de mantener lo único que me quedaba físicamente de él, sus cenizas...
    De casualidad encontré por internet a Algordanza, y pensé que era una forma única y especial de mantener parte de mi hijo intacta, en un brillante creado por sus propias cenizas.

    Al principio me albergaron muchas dudas sobre la veracidad del proceso y desconfié. Igualmente me puse en contacto con ellos...Realmente el trato fue tan especial, respetuoso y cálido, siempre en contacto con nosotros, en todo el proceso que me sentí arropada y comprendida en algo tan difícil de llevar.

    Finalmente llegaron los 2 brillantes que pedimos. La sensación fue muy extraña...En un principio fue toparme con una realidad muy cruda de asimilar: que nunca mas volverá mi hijo, ni podré besarlo o abrazarlo ni oír su risa preciosa. Me invadió un vacío muy grande… como que en lugar de tenerlo a él tendría a una piedra brillante que no me llenaba su ausencia…Y por otro lado como si parte de él hubiera vuelto a casa.

    No me di cuenta de lo que realmente es y significa el brillante hasta que pude verlo a través de una lupa. Es único, especial, irremplazable como era y siempre será mi niño. Es parte de su cuerpo, de su esencia. Esos matices, brillos, motitas oscuras y otras brillantes… que sólo se pueden observar a través de la lupa: Son el último regalo que mi hijo me ha ofrecido. Ahora parte de su ser, único, estará colgado rozando mi piel y cerca de mi corazón, tal y como siempre estará su recuerdo y vida. Yasmín, gracias por tu calidez humana…

  • Es muy difícil resumir en pocas palabras la cantidad de sentimientos y emociones que provocó en mí dicho acontecimiento; a lo largo de nuestra vida todos buscamos ese gran tesoro ese amor que muy pocos encuentran y que yo encontré en mi esposo. La admiración, respeto y el gran amor que sentimos  el uno por el otro es lo mejor que me ha pasado en la vida. Quedé desolada al perder mi mayor tesoro, y Algordanza con su profesionalidad, respeto, cariño, y amabilidad -por parte de su representante en España (Yasmín De la Vega)- me han devuelto un pedacito de mi gran tesoro. No tengo palabras suficientes para agradecer lo que ha supuesto para mí. Gracias,  muchas gracias .V G

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Preguntas Frecuentes

La decisión de eternizar el bello legado de su ser querido es muy importante, y nuestra misión es que en todo momento sea una experiencia clara y positiva. Visite nuestra sección de Preguntas Frecuentes, si no encuentra la respuesta a su pregunta por favor llámenos o escríbanos, será un honor atenderle.

Contacto

Barcelona, España

   +34 661084722
   info@algordanza.es

Social Media